Copenhague en 2 días

Canal Nyhav
Copenhague es uno de los destinos más visitados cuando se piensa en visitar pequeñas capitales de Europa y como no, esta tiene su propio encanto. Al ser pequeña, se puede visitar perfectamente en un fin de semana, aunque dependerá siempre de lo que se quiera visitar. 

En este post hemos preparado un itinerario de dos días para que te puedas hacer una idea de qué ver en esta bonita ciudad.


Día 1
Para comenzar tu visita de un fin de semana, podrías empezar con un free tour, para conocer algo sobre la historia de Copenhague. Estos suelen comenzar en la Plaza del Ayuntamiento (Plaza Rådhuspladsen) y podemos recomendar este free tour, ya que es bastante completo, por lo que si estás interesado haz clic aquí.


El free tour comienza en la Plaza RÃ¥dhuspladsen, donde se encuentra el Ayuntamiento de la ciudad, uno de los edificios más altos que fue inaugurado en 1905. Además del ayuntamiento, también podéis encontrar la estatua del escritor de cuentos infantiles Christian Andersen (quien escribió La sirenita, El patito feo, etc.), la estatua de los vikingos con el lur o la fuente del dragón, obra de Thorvald Bindesbøll y Joakim Skovgaard. 


Si haces cualquier free tour, estos terminan en el Palacio de Amalienborg, que está formado por cuatro palacios distribuidos en torno a una plaza, siendo este el lugar de residencia oficial de la familia real danesa durante el invierno. Si lo deseas puedes visitar el interior, ya que algunos palacios se encuentran abiertos al público, aunque si no vas bien de tiempo su visita no es imprescindible. Estos palacios reales son:


- El Palacio de Frederick VIII o Palacio Brockdorff, actual residencia del príncipe Federico, heredero al trono.


- El Palacio de Christian VII o Palacio Moltke, donde se acogen a invitados de honor y se celebran muchos eventos oficiales.


- El Palacio de Christian VIII o Palacio Levetzau, abierto al público, alberga un museo dedicado a la historia de la familia real danesa.


- El Palacio de Christian IX o Palacio Schack, donde reside Margarita II, reina de Dinamarca. 


En el Palacio de Amalienborg acaba el cambio de guardia que comienza desde el Castillo de Rosenborg a las 11:30h, este suele hacerse cuando la reina Margarita II está en el Palacio.

A continuación podrás visitar la Iglesia de Frederik, conocida como la iglesia de mármol (Marmokirken) que siendo una de las más bonitas de Copenhague, tiene una de las cúpulas más grandes de Europa, la cual mide 31 metros de diámetro y 50 metros de alto. Esta fue diseñada para tener un estilo rococó pero finalmente es de estilo barroco. Quizás puedas ver una boda, puesto que es la iglesia donde los daneses quieren casarse. 


Luego, podrás retroceder hacia el Palacio de Amalienborg y justo en frente, podrás ver el mar, donde tomarte una fotografía con la famosa Ópera de Copenhague de fondo, este es un edificio con una arquitectura muy llamativa, siendo considerado como uno de los teatros más modernos del mundo, además de costoso en el momento de su creación. 


Después, podrás visitar el canal Nyhav, una de las zonas más animadas de la ciudad, donde se encuentran las famosas casas con las fachadas pintadas de colores. En el pasado, era lugar de llegada de muchas embarcaciones y era el punto de encuentro entre prostitutas y marineros. Pero en la actualidad, es una zona de bares y cafeterías con mucho ambiente. Como curiosidad, debes fijarte en el número nueve de este canal, puesto que es donde se encuentran la primera casa que se construyó en el lugar, que permanece sin cambios desde su origen. 


Tras pasear y disfrutar de esta bonita zona, podéis cruzar el puente, que se encuentra a pocos metros y visitar la Iglesia del Salvador, conocida en la capital danesa como Vor Frelsers Kirke, que es una de las iglesias más visitadas de la ciudad por su torre y sus vistas. Aquí podrás tener las mejores vistas de la ciudad, donde hay que subir unos 400 escalones con algo de dificultad ya que se va haciendo perpendicular en cuanto va avanzando, por lo que si tienes vértigo descártala por completo.

Posteriormente, podéis visitar Christiania, un barrio muy conocido por todo aquel que visita Copenhague. Este es considerado un estado aparte, ya que no se rige por las normas de Dinamarca. Por ejemplo, a su salida puedes leer un cartel que dice “Está entrando en la Unión Europea”. En este barrio se respira un olor muy fuerte de marihuana, la cual está permitida en esta zona, tanto el consumo como la venta. Por este motivo, debes de tener en cuenta que está totalmente prohibido tomar fotografías en este lugar, que aunque no es peligroso, podrían decirte algo. 


Para acabar el día, podrías ir a Tívoli, un parque de atracciones que se encuentra en pleno centro de Copenhague. Este es uno de los parques más antiguos del mundo, siendo inaugurado en 1843 sirviendo de inspiración para el mismísimo Walt Disney. El recinto además de montañas rusas, trenes y otras atracciones, cuenta con unos jardines bastantes bonitos, donde hay un pequeño lago en el que se realiza un espectáculo audiovisual al anochecer. También, en estos jardines se realizan espectáculos de fuegos artificiales o funciones de ballet. Esta visita es bastante recomendada, ya que no existe otro parque de atracciones igual de original, aunque no subas a las atracciones es bastante recomendado por todo lo que hay en su interior. Puedes comprar tu entrada aquí.


Día 2
Para comenzar el día, podrías visitar el Castillo de Rosenborg, un palacio del siglo XVII con aspecto bastante similar a muchos edificios de Copenhague. En el pasado fue la residencia veraniega del Rey Christian IV, pero en la actualidad es un museo que muestra la historia de la corona Danesa. (Si deseas visitar el interior del museo visita el post “Museos en Copenhague”). El Castillo de Rosenborg se encuentra rodeado por los Jardines del Rey (Kongens have), que fueron diseñados antes que el propio palacio. Vale mucho la pena pasear por esta zona.


A continuación, podrías visitar Kastellet, que es una fortaleza con forma de estrella de 5 puntas, rodeada de canales y extensos jardines. Esta fue construida en 1626 bajo las órdenes del Rey Christian IV. Actualmente, el recinto es propiedad del ejército Danés y sus jardines están abiertos al público. Este es un buen lugar para descansar y tomar alguna que otra foto del viaje. Además, dentro de la fortaleza se encuentra un molino de viento bastante curioso.


Seguidamente, podrás visitar La sirenita de Copenhague, que seguro habrás visto en miles de fotos, siendo esta escultura la más fotografiada de Dinamarca. A su alrededor se concentran decenas de turista para poder obtener la mejor foto de la Sirenita, por lo que debes tener paciencia. La sirenita es una figura de bronce de 125 centímetros y 180 kilos, que fue creada en 1913 en homenaje al escritor Danés Hans Christian Arde, quien escribió cuentos infantiles, como “La sirenita”, “El soldadito de plomo”, “El patito feo” o “Pulgarcita” entre otros.


Posteriormente, podéis caminar por la avenida junto al mar y visitar la Fuente Gefion, que siendo uno de los monumentos más grandes de Copenhague, representa el mito de la creación de la isla de Selandia, donde se encuentra actualmente la ciudad. La Fuente Gefion está representada con la escultura de la diosa Getfun acompañada de sus 4 hijos convertidos en bueyes.


Junto a la fuente, podrás ver la Iglesia de St Alban, conocida como la Iglesia inglesa, porque era allí donde se practica la religión anglicana. Esta fue construida en 1887 por la alta población inglesa que allí vivía y está dedicada a Saint Alban que fue el primer mártir de Gran Bretaña.

A continuación, podrás visitar el conocido mercado Toverhallerne, que es un mercado de comida local y qué mejor que probar la comida de la zona.

Para terminar el viaje, puedes pasear por la conocida calle comercial Stroget, que siendo la calle peatonal más larga de Europa, es donde se encuentran conocidas marcas de ropa, restaurantes, etc.


Si cuentas con más tiempo, podrás visitar estos lugares:

Museo Nacional de Dinamarca: posee una gran colección de objetos de la Edad de Piedra, la época vikinga, la Edad Media, el Renacimiento y la historia moderna que han formado parte de la historia de Dinamarca.

Museo del Castillo de Rosenborg: muestra objetos relacionados con la realeza danesa, donde se puede visitar los apartamentos reales o el Salón Rojo.

Castillo de Kronborg: Levantado por Frederick II en 1588 con el fin de hacerse a sí mismo como el rey más poderoso de Escandinavia. Este fue elegido por William Shakespeare para ubicar la obra Hamlet.


En este post hemos hecho un itinerario que esperamos que te sirva para tu próximo viaje a Copenhague.


Para cualquier duda contáctanos en infoencontrandolugares@gmail.com

Si estás interesado en las siguientes actividades, puedes comprarla haciendo clic en las siguientes imágenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario