Cómo subir a la Torre Eiffel

Hay quienes solo quieren verla de día o quienes solo la quieren ver iluminada de noche. Pero lo que si sabemos, es que con tan solo ver esta estructura de hierro tan conocida, sabrás que estás en París, la ciudad del amor. Si visitas esta ciudad, deberás subir a la Torre Eiffel de forma obligatoria. De lo contrario, no sentirás lo mismo habiendo estado en la ciudad.
Torre Eiffel desde Campo de Marte
La Torre Eiffel es espectacular en cualquier momento del día, podrás subir de día y pasear por la zona de noche para poder verla iluminada. Cuando hace buen tiempo, mucha gente suele sentarse en el Campo de Marte a tomar o comer algo mientras admiran la Torre Eiffel.

La Torre Eiffel, que cuenta con una altura de 300 metros, fue creada por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889. En su primera versión fue muy diferente y fue aceptada entre 107 proyectos, pero debía ser demolida a los 20 años después de su construcción. Para su construcción fue necesario 2 años, 2 meses y 5 días y 18.038 piezas de metal. Fue muy criticada pero estas protestas acabaron cuando una vez terminada la obra, esta recibió dos millones de visitantes.

La Torre Eiffel fue usada en las guerras mundiales como antena de radiodifusión, por la que se enviaban y recibían mensajes. Actualmente, es uno de los monumentos más visitados, recibe más de diez millones de personas al año.

Para evitar las grandes colas en la taquilla, tienes la oportunidad de comprar las entradas online. Compra las entradas en la web oficial, porque será donde más baratas las podréis encontrar, al mismo precio que en taquilla. Las entradas las podrás presentar tanto en papel como a través del móvil. Como sugerencia, podemos decirte que lo tengas en ambos formatos, ya que cabe la posibilidad de que puedas quedarte sin batería en el móvil o por el contrario, puedas perder la entrada en papel.

Cuidado al comprar las entradas, ya que si te equivocas o compras la entrada para subir caminando y más adelante decides que finalmente quieres subir en ascensor, no podrás cambiar la entrada.
Los niños menores de 4 años pueden subir de forma gratuita y ojo, porque las personas con movilidad reducida no podrán subir a la cima.

Como curiosidad, decir que La Société d'Exploitation de la Tour Eiffel considera que toda iluminación de la Torre Eiffel tiene derechos de autor, por lo cual, es ilegal publicar fotos de la torre iluminada sin permiso.

¿Cómo subir?
Para subir hace falta no tener vértigo. Si es así, adelante puesto que es una experiencia alucinante. Hay 2 formas diferentes: caminando o en ascensor. Lógicamente, caminando será más económico, pero merece la pena pagar un poco más y subir en ascensor, dado que hay 1.665 escalones y podrás llegar asfixiado y no disfrutarás de la experiencia como es debido. Aunque eso depende de los gustos de cada uno y solo se puede subir por las escaleras hasta la segunda planta.
Vistas de París desde la Torre Eiffel
Antes de entrar, te encontrarás con muchos vendedores ambulantes intentando vender souvenirs, hay tantos, que podrás agobiarte, puesto que intentarán por todos los medios venderte algo.

Para entrar, tendrás que pasar el primer control de seguridad, donde te registrarán la mochila. Aquí hay bastante cola, por lo que debes ir temprano. Al entrar, hay unos jardines bonitos que podrás visitar al salir. Si has sido precavido y ya tienes las entradas podrás ir directamente a la cola de subida, donde pasarás otro control antes de entrar en el ascensor o empezar a caminar. Este control será más exhaustivo. Una vez hayas pasado este segundo control comenzarás a subir.

La Torre Eiffel tiene 3 plantas: la primera, la segunda y la cima. A la primera y segunda planta podrás subir en ascensor o caminando, pero para llegar a la cima, solo podrás subir en ascensor. Todo dependerá de tus preferencias, ya que tienes todo tipo de posibilidades, caminando hasta la segunda planta y luego coger el ascensor hasta la cima, caminar hasta la primera y luego ascensor segunda planta y cima. Tendrás todo tipo de posibilidades, pero la más recomendada es subir en ascensor.

En el atrio, justo debajo de la Torre Eiffel, se encuentra la maquinaria original de 1889, un bufé y el busto de Gustave Eiffel, aparte del punto de información.

En la primera planta, podrás ver documentos históricos con información en diferentes formatos como pantallas, álbumes digitales, vitrinas etc. Aparte, podrás entrar al CinEiffel, una especie de cine donde podrás ver un vídeo en 3 paredes al mismo tiempo. Aparte de las vistas, esto fue lo que más nos sorprendió y que no es tan conocido. Muchos suelen irse sin verlo. También hay una tienda de souvenirs, un bufé donde podrás comer y la Sala Gustave Eiffel, cuyo espacio es para reuniones.

En la segunda planta, podrás disfrutar de una de las mejores vistas de París, estas vistas son incluso mejores que la cima. Aquí se encuentra Le Jules Verne, restaurante que tiene una Estrella Michelin. También tiene tiendas y el mismo bufé de la planta anterior.

En la cima, tendrás una de las vistas más altas de la ciudad. Aquí, podrás disfrutar de un champagne mientras admiras el paisaje. En esta planta es posible ver una imitación de la oficina de Gustave Eiffel, con una réplica suya con su hija y Thomas Edison. Esto solo lo podrás ver desde afuera, por las ventanas. También podrás ver una maqueta de la cima.

Cabe destacar, que los restaurantes no son los más económicos, pero no todos los días comerás en la Torre Eiffel.

Como ves, hay muchas cosas que ver en la Torre Eiffel, no dejes nada en el tintero y olvídate del reloj. Disfruta de la experiencia que es única. No todo los visitantes disfrutan de la forma que nosotros lo hicimos, ya que cuando preguntamos a conocidos nadie sabía mucha de las cosas que vimos, por pensar que la Torre Eiffel son solos las vistas. ¡Pero no!

Si prefieres comprar las entradas en taquilla, debes saber que estas abren al mismo tiempo que la Torre Eiffel por lo que no es posible comprarlas antes de que abran, dado que las taquillas están dentro del recinto.

No hay límite de tiempo para estar en la Torre Eiffel, podrás estar tanto tiempo como desees. Por ejemplo, para que te hagas una idea, nosotros estuvimos unas 3 horas y media. Pero eso depende de cada uno, de la forma de disfrutar cada momento, de si subes caminando o en ascensor, etc. Aparte, cada vez que cojas el ascensor, tendrás que hacer una pequeña cola.

Esperamos que esto te haya servido de algo, dejándote la información más clara, ya que sabemos que al leer tanto en internet no sabemos diferenciar qué es real y qué no. Disfruta de la Torre Eiffel, que es magnífica. ¡Algo para recordar toda la vida!

Para cualquier duda contáctanos en infoencontrandolugares@gmail.com

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias, estuve en la segunda planta de la torre Eiffel hace mucho tiempo, con 14 años y con el instituto. Sólo de leer esto, me encantaría estar allí de nuevo y disfrutarlo como ustedes. Muy interesante el blog!!

    ResponderEliminar